Iniciación musical

“La música tiene un poder que va más allá de las palabras”

El principal objetivo de este proyecto es el desarrollo global de las capacidades de los niños, a nivel físico, emocional y cognitivo.

La música como expresión máxima y universal del individuo interior, es el medio más fecundo para desarrollar las distintas capacidades de los niños: inteligencia emocional y cognitiva, autocontrol, empatía, habilidades sociales. Los niños en edad temprana están en las condiciones más óptimas para recibir estímulos musicales.

 

Las actividades se estructuran en varios bloques de contenido:

Audición: Se desarrolla la habilidad auditiva del niño, con el reconocimiento de timbres de instrumentos, obras, compositores, melodías.

Entonación: Desarrollar el sentido rítmico en el niño. Interiorizar el pulso y reproducir esquemas rítmicos.

Ritmo: Están organizadas por objetivos pedagógicos. Las canciones contienen melodía, ritmo y armonía.

Elementos de la música: Altura (grave y agudo), Intensidad (fuerte, piano); Velocidad (rápido, lento); Duración (largo, corto, negras, corcheas); Creatividad musical.

Movimiento: Realizar movimientos coordinados y coreografías sencillas según su edad.

EXTRAESCOLARES-crescendo